17 mayo 2006

Blanco o negro

Se es o no se es. Podés hacerte, pero es eventual.
No me caen bien los que se hacen, siempre. Prefiero la transparencia. La elijo por sobre todo.
Ser vs. parecer, al final padecer.
Lo que siento o lo que pienso?
Vas y venís. Vas o venís.
Me querés o no?
Es algo no resuelto para mi, eso de si es blanco o negro, o si los grises valen, cuánto valen? Porque vivo con todas las diferencias posibles y estoy orgullosa (como pez en el agua) de todos los grises que me rodean, de hecho SOY gris; pero lo cierto es que a veces me acosan situaciones en las que pienso es una u otra. No hay tu tía. Se define para un lado o para el otro. Me hizo acordar a la pelota de tenis que toca la red (Neeeeet!) que describe Woody Allen en Match Point.



Algo más fuerte adentro mio me dice que debo aclarar que no soy gris, me gustan tanto los colores que no podría elegir ese como mio. Vamos, que prefiero los verdes, rosas, celestes que se convierten en azules, uvas o fucsia obispo, algunos marrones, unos pasteles, otros fuertes y brillantes. El negro y el blanco.

6 comentarios:

celemin dijo...

Creo que el color no es muy importante en nuestra forma de ver el mundo.

De hecho creo que mis recuerdos y mis sueños son en blanco y negro.

Anónimo dijo...

A veces es gris. A veces es blanco. A veces es negro. A veces es gris, pero queremos que sea blanco o negro. Y a veces tiene que ser blanco o negro

cutipaste dijo...

El tema es encontrar el color correcto para la ocasión. En términos reales y metafóricos, je.

vic dijo...

Caballero/a anónimo, si a veces... a veces... pero coincido con Alfredo en que lo que vale es encontrarle el color a la ocasión.
Es decir saber qué te vas a poner.

Enrra dijo...

No me parece tan fácil.
No.
Me parece MUCHO más fácil:

No importa.
:D:D:D:D:D

vic dijo...

enra, por qué no importa?