24 julio 2006

Estas espesas ideas cotidianas

Después de mis contundentes charlas con Juan, siempre siento que me voy con un signo de interrogación en la cara, con tarea para el hogar. Lo saludo y le digo me voy a pensar un rato y vuelvo, Juan. A veces tu insondable mente me hace pensar si no tenés remedio o el detalle está en todos los otros (nosotros).
La frase del 2006 suya, con la que empezamos la conversación, es: No hay nada descubierto hasta hoy que no supere el entrenamiento.

Adoro sus frases, las espero con ansias todos los años y nos rige conversaciones que duran y duran hasta altas horas de la madrugada.

Sabemos por qué el hombre no llegó a la luna? Uy, empezamos -dije yo. Hicimos un ping-pong sobre cómo se llama el auto de los simpsons, que cómo mantener la integridad profesional, cómo negociar con un cliente y no perder la virginidad, cómo seguir queriendo hacer un mundo mejor sin caer en rutinas, quién sigue usando los signos de puntuación delante de la frase en castellano, cómo vivir entre los pungas que me quisieron robar el otro día, cómo aprender a no caer en las garras de Gargamel 2 veces; y otras mucho más comprometedoras de la intimidad.*

Perseguir el valor, la integridad y el alma sin entrenamiento, quisiera. O si, aprendiendo. Seguramente mucho me queda por absorber de quienes estábamos reunidos, porque aún una canción nos desmorona. O una imagen nos enamora. O una voz nos eriza la piel. O una película nos transporta. O un llamado nos sorprende. Todavía.


*Debo decirte, Juan, que no es el vino y sos vos. Definitivamente.
Y te contesté con transparencia. Siempre. Por suerte habrás olvidado ya varias de mis respuestas y gestos.

12 comentarios:

Fer dijo...

Disculpe mi intromisión, pero me parece que a Juan habría que lanzarle una botella como a los barcos, pero no para bautizarle, sino para despertarle.

vic dijo...

Por qué despertarlo?

Walter dijo...

Y a dios gracias todavía, haciendo Baglietesco -si se me permite la expresión- tu texto.

La palabra entrenamiento me suena un poco frívola, prefiero aprendizaje, cuestión de gustos nada más.

Besos y palabras.

Fer dijo...

Bueno, parecería que perdido en sus frases y razonamientos no vió ciertas señales. Pero como digo, solo es una mera observación entrometida.

Fer dijo...

Olvide mi comentario, Vic. Ultimamente veo mucho amor entre las personas. Me parece que me estoy yendo de sintonía.

PD: necesito un tunning urgente...

estenoesminombre dijo...

Vic: Creí que había dejado antes un comentario (evidently not). Ahh!, que tonto de mi parte, lo dejé al otro lado de luna suya.

Estoy algo decangallado.¿Se acuerda de la amiga que le conté?, bueno, resutla que nos llegó un naufragio envuelto en conjeturas que lejos de ser infantiles, resultaron sí infundadas y saturaron mi botecito. O sea, literalmente me hundí... si encuentra una botella con un mensaje; plís, no se la arroje al tal Juan (al menos no sin antes quedarse con el mensaje).
¿Tengo cara de ser alguien que se inmiscuye en la vida de los demás?.

COn respecto a la palabra en cuestión. También verifiqué. Ahora, súrgeme esta duda "predecible" y predictible" existen y tienen el mismo significado. Sin embargo es cierto que anteponiendo la figura "im", la primera existe y la segunda no. Con lo cual me disculpo ya que creí que sí existía. A las luces, me siento un ignorante (en un botecito que se hunde.
(le dije que era un enfermito con lo de la lexicografía)

Saludos

vic dijo...

Fer, jajaja ahora entendí.
Tal vez no es que necesite irse de sintonía, sino preguntarse porque está en la que está. No?

vic dijo...

EstenoesSUnombre,
No creo que sea para no llegar a achicar el agua de su bote por lo de la palabra impredecible, eh. Que lo bueno, me parece, es esa curiosidad por aprender aprender.

Pero no entendí que pasó con su amiga, no para que me lo cuente aquí sino para que usted mismo espero lo tenga claro.
Lo que puedo llegar a decirle es que cuando de amigos se trata, de esos que se escriben con mayúscula, vale la pena reconstruir lo que se pueda y empezar a andar de nuevo con la brisa de la tarde. Once again.
Cuénteme como anda, plis, que espero esté muy bien.

Si veo una botella ya se que hacer con ella, no se preocupe.
:P

Fer dijo...

Seguramente tengo escrito "amor" en el cristal de los anteojos...

Pablo dijo...

:)

vic dijo...

Pablo,
:) :) :)

estenoesminombre dijo...

¿uede creer que le escribí el comentario y como un salamín me olvidé de publicarlo, cerré la ventanita y ahora le confieso esta omisión accidental?.
Ya le contaré. Por lo pronto, me siento bien.
Me acordé que tengo un par de botellas, incluso una con un mensaje que en algú momento le enviaré. tambie´n tengo una de vino blanco esperando dede hace más de un año esprando la ocasión de ser descorchada. Hubieron momentos que lelgado el día, no me acordé de abrirla.

Saludos