27 septiembre 2006

Hablar con claridad

Decir no son sólo los sonidos de las letras que hacen las palabras una detrás de las otras con algún rumbo definido. A veces ni se tiene la menor idea a dónde van y otras menos, hasta dónde llegan (deseame suerte).

Hablar no necesariamente es decir. Con estilo además de los gestos enmantecados en la cosa y las muecas en favor del entendimiento el resultado aparece de inmediato.
Con suerte.

Proponer, “proponer”, (proponer), PROPONER, /*proponer*/, ¡proponer! y ¿proponer? no es lo mismo.

Escuchar implica compromiso, destreza, ganas y sobre todo no esperar nada a cambio.

Pero a veces evitar la cara de mepartoderisa me resulta imposible (por suerte).

-Tus propuestas de dibujo tienen ciertos atisbos de luz, ahora que las miro.
-Ajám
-Y muchos momentos de oscuridad.
-(uh)... por dónde sigo?
-Por acá (y le dio vuelta su lámina señalándole claramente toda la superficie blanca que tenía de ese lado nuevo de la hoja canson).

12 comentarios:

zorgin dijo...

ah, gracias, ahora entiendo

Pablo dijo...

quién dijo eso??

nada muy inteligente.

INSTANTS dijo...

Decir , hablar por hablar, no entender lo que nos quisieron decir, que no entiendan lo que quisimos decir.
Parece un juego de palabras, pero ocurre constantemente, lo mas asertivo parecen ser los gestos.
Pero desde luego no podemos pasarla todo el tiempo gesticulando sin decir palabra alguna.
Entonces siempre habrá enredo en nuestros decires..o solo a veces.

xxx FroggieS xxx dijo...

Escuchar también implica estar dispuesto a bancarse lo que se escucha. Y elegir después qué se hace con eso. Dar vuelta la hoja o seguir con la propuesta de luz y oscuridad.

angustiado dijo...

yo nunca escucho a nadie de verdad.

vic dijo...

zorgin, muy buenos días! quedamoasí, entonces. un placer entenderse, eh. un beso.

pablo, y si, a veces la inteligencia no es pa

instants, los gestos y las muecas, los ojos y la boca, todo el entorno que acompaña al hablar es tan preciado como las palabras mismas, como vos decís (el cuerpo también "habla", digamos. y cuánto).
Y tal vez, podemos pensar que esos desentendimientos/enredos, a veces, son una virtud al comunicarnos y de nuestra lengua... tener tantas palabras para decir lo mismo pero en realidad no estoy queriendo decir lo mismo por eso elegí ese término y no otro.
Los juegos de palabras pueden divertir y acentuar el vínculo. Los gestos nos dan más seguridad. Sin su abuso, claro, porque todo esto puede aburrir / confundir o sacarte del camino de lo simple.

froggies, "bancarse lo que hay que escuchar"... es tan cierto. Si es que, a su vez, queríamos estar en esa conversación o si nosotros lo preguntamos. Tampoco hacerse cargo de lo que otros dicen, que no siempre hablan de uno sino de ellos mismos.

angus, mientras eso no lo angustie...

saludos y muy buenos días de jueves!

Caracol dijo...

Dicen los que saben que de nuestras palabras solo el 5 % queda registrado, el resto son los gestos.
Pero yo no lo creo.

vic dijo...

caracol, por qué no lo cree?
los animales nos entienden por los gestos, el tono y lo que el cuerpo dice. Podría ser cierto que en nosotros pasara lo mismo.
También vale cuanta importancia le damos (o queremos dar) a las palabras en si. Aunque decir que sólo el 5% queda registrado... tal vez sea poco.

Caracol dijo...

Pero, pero... coincidimos entonces... que se pierda en la nada un 95 % de las idioteces que digo me parece mucho.
Quiere decir que me la paso hablando al pedo...

vic dijo...

en mi caso, por suerte se pierde gran parte de mis chites ... :P (malos en su 95%. Pero a mi me dan risa)

pd. fsytcjzs (esta vez fue engorroso escribirlo)

luigi dijo...

Buenas...
Muchas veces la boca pronuncia las palabras "correctas", pero los ojos dicen otra cosa... Gestos y palabras van por caminos cruzados, es necesario tratar de entender el todo, a veces no es sencillo.

rdzteta (sabrán disculpar)

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, saludos desde Colombia!