09 enero 2007

recurrente

indefectiblemente cuando vuelvo por la ruta de noche negra cerrada, de estrellas, de luz del auto iluminando los árboles que pasan pasan pasan, de carteles verdes cuenta kilómetros, de asfalto negro encerrando piedritas que piso piso, repaso mis cosas para atrás más atrás para adelante más adelante y me pregunto cuál es el sentido de esta vida (suena un poco grande pero es la vida).

simple, llano, feliz
y alborotado de piedras.
entonces, cuál es el sentido?

3 comentarios:

CALAVERA 7 LUNAS dijo...

muchas veces me he hecho la misma pregunta. cuanto vale? vale realmente?
creo que somos un esperpento, undidos en la eternidad del no saber si todo será como debe ser.
saludos.
me agrada lo que escribes.

vic dijo...

calavera, creo y prefiero pensar que no hay un debe ser; sino un camino o un estado donde un es lo que quiere/puede ser.
y ahí deviene, para mi, el conflicto: qué sentido le encuentro yo? y así en esa línea.
bienvenido, y muchas gracias!
saludos tb.

microcosmos dijo...

el sentido de lo recurrente tiene varias lecturas. pescando los extremos (cosa recurrente cuando no puedo distinguir los grises porque me quedan grande), una me carga los hombros y otra me alivia.
que sean recurrentes las piedras, no me causa gracia; pero que sea recurrente la pregunta sobre el sentido que puedo darle a mi vida, sí la tiene. porque, como dices, tiene que ver con lo que quiero (y lo que puedo... que sería como el camino largo o el atajo para aquello que quiero).
el sentido o el sentir que busco o descubro, si va a ser recurrente, entonces, por mí, está más que bien. es algo que en realidad no me gustaría cortar de tajo. buscando un sentido a la vida, te topas con una infinidad de sentidos más. y eso está buenísimo, no crees?