16 febrero 2007

Little miss kabum

Ayer volvió del trabajo sin su mano izquierda, sangrando de furia el pedazo de sábana que le envolvía la muñeca. Perdió el reloj porque, claro, ya no se sostenía solo. Era cualquier hora. El ojo derecho le titilaba y no lograba concentrarse en su libro de lo que la incomodaba, las letras aparecían, giraban y se desvanecían varias veces por minuto. Cuando logró sentarse en el subte empezó a mover el piecito derecho de afuera hacia adentro, sin avistar que de a poco empezaba a balancearse de adelante y hacia atrás. Una y otra vez, cada vez más evidente.

No necesitó abrir la puerta de su casa, porque como estaba hecha polvo, pasó por la rendija.

Entonces aparece él con su mundo diferente, contagioso y de voz convincente. Hay diferencias que no tienen arreglo y otras como éstas, sin embargo, conquistan.

6 comentarios:

deapoco dijo...

no sé, pero el que sequedó con la mano que me devuelva el anillo.
me cachendié ;)

Alex dijo...

jajajaja, después de eso no se me ocurre qué decir!!!!

te conquistan las diferencias y eso no tiene arreglo?

vic dijo...

dea, jaaaaaaaaaaaja. o el que me lo regaló que me lo reponga :P

alex, algunas sí, claro. hombre-mujer, ansioso/a-contenedor/a, charleta-oreja, santiagueño/a-misionero/a... :D
yhmmm, si te conquistan para qué arreglarlas, no?
(cómo va la espera? unos quesitos ahora?)

estenoesminombre dijo...

Ahh pero que bello balance.

Me gustó, me gustó.
Tiene momentos algo melancólicos y terroristas, pero permitirse ser con sus diferencias en el campo minado del otro es también algo delicioso.

Lo del piecito en el subte, me conquistó invariablemente.

Besos Vic.

vic dijo...

este, y podría ser que "permitirse ser" ya es bastante. y que, además, haya otro que te acoja así, mucho mejor. bah, si es ese "ser" lo quiere.

estenoesminombre dijo...

Vic,
Darse permiso es algo inherente a cada uno e inconmensurable.
Si Ud. puede abarcarse, contenerse y despatarrarse tantas veces Little Miss Kaboom, creo que habrá de ser en parte debido a la presencia de ese "ser" que quiere sentirla expandirse dentro de su radio, dentro de sus brazos, su cuerpo, su cobijo.

Ay Vic, Que lindo sería hacer así una carrera armamentista.

Besos y buen fin de semana Vic.